Todos por Medellín

 

not6

not61

Qué son y cuál es el papel de las veedurías ciudadanas. La mirada de Piedad Patricia Restrepo, vocera de Todos por Medellín.

“La soberanía reside en el pueblo, y, por lo tanto, la ciudadanía, sin discriminación alguna, reconociendo y valorando la diversidad, debe tomar decisiones frente a su desarrollo a través de los procesos electorales y de su participación en la gestión pública”, Departamento Nacional de Planeación.

Por Piedad Patricia Restrepo, vocera Veeduría Todos por Medellín

Los gobernantes no son omniscientes, omnipresentes, ni omnipotentes. Los gobernantes son seres humanos con defectos y virtudes, con intereses particulares e intereses colectivos. En las democracias los pesos y los contrapesos son fundamentales para dar cuenta de los diversos intereses que pueden emerger a la hora de administrar lo público.

En nuestra Constitución de 1991, Colombia pasó de ser una democracia representativa a una democracia participativa, donde los ciudadanos tienen un papel relevante a la hora de velar porque los gestores públicos hagan bien su labor, en esencia para que trabajen a favor de los fines últimos del Estado.

Más allá del voto, entendido como un derecho, pero también como un deber, los ciudadanos estamos llamados a participar de la vida pública, para hacer los debidos contrapesos a nuestros gobernantes. Esto es, nuestro voto no puede interpretarse como un cheque en blanco para ninguno de los elegidos, nuestro voto es la cuota inicial de confianza en torno a las propuestas plasmadas en el programa de gobierno de nuestro candidato.

Una vez los gobernantes son elegidos, es fundamental participar activamente en los espacios que otorga la Constitución a todos los ciudadanos. Uno de esos espacios de participación son las veedurías.

“Más allá del voto, entendido como un derecho, pero también como un deber, los ciudadanos estamos llamados a participar de la vida pública, para hacer los debidos contrapesos a nuestros gobernantes”.

El artículo 270 de la Constitución permite crear veedurías ciudadanas para la vigilancia y fiscalización de la gestión pública mediante espacios que permitan a las entidades y organizaciones de la sociedad civil ejercer ese seguimiento de manera autónoma e independiente mediante mecanismos democráticos y con carácter preventivo y propositivo.

Todos por Medellín nace en agosto de 2020 como una asociación que busca fomentar la participación ciudadana a través de la conformación, entre otros, de las veedurías al conglomerado público de la Alcaldía de Medellín y a Empresas Públicas de Medellín como parte esencial de ese conglomerado.

“Se cierne una nube de intervención política sobre EPM, símbolo de confianza y eficiencia y fuente de una importante parte de nuestra inversión social”.

Desde el Manifiesto que logró convocar en su origen a 38 organizaciones y personas, están cimentados los principios con los cuales trabajamos. En él expresamos que: “en estos momentos, Medellín está sacudida por una crisis política e institucional que amenaza con hacerla retroceder y arrebatarle sus más queridos valores. Se cierne una nube de intervención política sobre EPM, símbolo de confianza y eficiencia y fuente de una importante parte de nuestra inversión social. Se distancian, además, los actores sociales, debido a un irrespeto de las reglas de juego y de los pactos sociales construidos por décadas.

Lo público es mucho más que lo estatal y, en tanto de todos, debe ser administrado colectivamente. En eso consiste la gobernanza, en reconocer la necesidad de la participación ciudadana, la coordinación entre las instituciones y sociedad civil en la orientación de los asuntos que nos atañen, nos interesan y son fundamentales para nuestro presente y nuestro futuro.

En Todos por Medellín reconocemos que la ciudad no puede perder lo avanzado, debe recoger lo mejor de su pasado, construir sobre lo construido, aprender sus lecciones y continuar avanzando con su proyecto de desarrollo. Medellín es de todos y todas”.

Por último, nuestro trabajo se hace de cara a la ciudadanía, con rigor, basada en hechos, datos e información confiable, y siempre en el marco de un relacionamiento basado en el respeto con los distintos grupos de interés, incluyendo a las administraciones y los gobernantes. Los invito a conocer nuestros primeros resultados en nuestra página web www.todospormedellin.org.

not61a

Notas Relacionadas:   Con EPM no se juega

Contralor recuerde sus palabras: Hidroituango debe seguir

Afinia, la apuesta riesgosa de EPM

El buen manejo financiero de EPM

Empresas admiradas tienen más activos que cuidar

Gobierno corporativo y EPM