Con más de $31 millones, SINPRO se suma a campañas de solidaridad

solidaridad 12

30 de marzo de 2020

#QuédateEnCasa. Si todos cumplimos con esa premisa, juntos podremos disminuir los efectos de la cuarentena obligatoria.

Mientras eso sucede, miles de valientes ciudadanos se exponen para seguir prestando servicios esenciales y otros cientos de miles que no tienen la posibilidad del trabajo en casa o de contar con recursos garantizados para cubrir las mínimas necesidades básicas de subsistencia, requieren de la solidaridad de todos.

Es así como, motivados por las propuestas de muchos afiliados y el llamado de la Junta Directiva a la solidaridad, nos vinculamos económicamente a cuatro campañas de donación para algunas poblaciones con mayor vulnerabilidad como madres gestantes, adultos mayores, personas de los niveles 1 y 2 del SISBEN en Antioquia y venteros ambulantes, ente otros.

De los aportes que realizan nuestros afiliados, SINPRO destinó en total $31.222.000 en donaciones, las cuales se entregarán, por partes iguales, a través de cuatro entidades: el “Fondo Abrazando con Amor”, liderado por la Fundación EPM y la Alcaldía de Medellín; la Corporación Antioquia Presente; la IPS Universitaria con su campaña “AyudanosAAyudar” y el CES, con su campaña “Lazos que brindan Esperanza”.

La solidaridad de SINPRO, como institución, es el reflejo de la solidaridad de todos nuestros afiliados, misma que podría necesitarse, aún más, en caso de que la cuarentena se prolongue.

Circulo Virtuoso

Como parte de nuestra responsabilidad con toda la ciudadanía y en coherencia con el llamado permanente a que todos aportemos, le pedimos a nuestros afiliados y los trabajadores en general que tenemos garantizado el salario, sigamos cumpliendo con el pago de todas las obligaciones que tengamos en materia de servicios públicos, telecomunicaciones y demás, siendo esta la mejor forma de generar un circulo virtuoso y de cuidado de las empresas, de la economía y de quienes, hoy, tienen muy poco o nada.

Responsabilidad y Trabajo en Casa

Es claro que lo que estamos viviendo era difícil de prever y complicado de afrontar. Trabajar en casa va más allá del teletrabajo, puesto que ello implica no solo realizar las actividades laborales habituales, sino cambiar la rutina diaria y compartir responsabilidades en el hogar con los demás miembros de la familia. Por ello es necesario respetar la jornada laboral y no trasladar el estrés propio de la situación actual a otros horarios. Este es un llamado para todos.

Finalmente, reiteramos nuestra reflexión permanente sobre la importancia de ser conscientes de que hoy, más que nunca, debe primar el interés general y valorar lo que tenemos.

SINPRO