Solidaridad con los ciudadanos y con EPM

solidaridad 1

 

24 de marzo de 2020

Hoy vivimos una situación que nos afecta a todos en diferente medida y sin distingos.  Más que nunca se ponen a prueba nuestra responsabilidad y compromiso como servidores públicos, como ciudadanos y como miembros de una empresa con alto sentido social como EPM.

Por eso coincidimos en la necesidad de tomar todas las medidas que se requieran para hacer frente a esta situación y respaldamos las disposiciones en tal sentido, por parte de los Gobiernos Nacional, Departamental y Municipal, y de la administración de EPM.

Nuestra empresa está haciendo grandes esfuerzos para garantizar que todos los ciudadanos que atiende, puedan acceder, sin restricciones, a los servicios esenciales de acueducto, energía, alcantarillado, aseo y gas, contemplados, entre otros, en el Decreto 2020-CECGGL-2280 del día de ayer, 23 de marzo, requiriendo un enorme esfuerzo económico de EPM, afectando directamente y de forma significativa sus ingresos.

También ha proporcionado todas las facilidades y herramientas posibles para que cada uno de los servidores podamos desarrollar en nuestro trabajo en casa, con todo lo que eso significa, adecuando incluso las jornadas y horarios de trabajo, y garantizando, así mismo, el pago de los respectivos salarios durante el tiempo que dure la emergencia.

De ahí que, creemos importante hacer uso racional de las herramientas de trabajo, especialmente del VPN, para garantizar que quienes están laborando directamente en la prestación de los servicios a los usuarios puedan hacerlo de forma eficiente.

Desde SINPRO, estamos convencidos de que esta es una gran oportunidad para que todos los trabajadores seamos solidarios con la Empresa y aportar cada uno su grano de arena, adecuándonos conscientemente a las circunstancias y a los retos que ello implica en el orden laboral, familiar y personal, no obstante que nuestra situación actual puede tener muchas similitudes con las de todos los ciudadanos, aunque con la garantía de ingresos que muchos posiblemente no tienen.

Este es un momento propicio para tomar conciencia de que necesitamos aportar ideas y soluciones colectivas y no del orden individual. Solo así saldremos de esta situación.

 Finalmente, queremos enviar un saludo a todos y cada uno de nuestros afiliados, a  los trabajadores de nuestras empresas y a sus familias, y nuestra invitación, A QUEDARSE EN CASA.

SINPRO