CaribeMar, un nuevo reto para EPM

electricaribe 3

20 de marzo de 2020

EPM asumirá la responsabilidad de operar los servicios de la compañía CaribeMar  en los departamentos de Bolívar, Cesar, Córdoba y Sucre, tras la subasta de Electricaribe efectuada por el Gobierno Nacional.

Desde SINPRO apostamos por que este nuevo reto que asume la Empresa, contribuirá, con la calidad, cobertura y eficiencia al desarrollo de una gran parte de la costa Caribe colombiana, sin que ello signifique poner en riesgo la sostenibilidad de EPM, la empresa 100% pública más importante no solo de Medellín y Antioquia, sino de todo el país.

Por la información que hemos recogido durante varios meses, esta podría ser una buena perspectiva de negocio para EPM y una oportunidad de inversión social en los departamentos del área de influencia de CaribeMar.

Para participar en la subasta y proyectar si este era un buen negocio y una forma de crecer y expandirse en el mercado energético nacional, EPM soportó su decisión en estudios serios y confiables, que consideraron variables macroeconómicas, financieras y del mercado; la fluctuación del dólar; la posible contracción de la economía derivada de la situación actual; la cartera de CaribeMar y hasta el compromiso del Gobierno Nacional para sacar adelante a Hidroituango, todo esto de acuerdo con la información oficial que hemos recibido de parte de la administración de la empresa.

Es nuestro deber, como organización sindical responsable y comprometida con la empresa y su talento humano, apoyar a EPM en esta decisión; no obstante y como parte de nuestra autonomía sindical, seguiremos lanzando nuestras alertas frente a inversiones o actuaciones que puedan poner en riesgo la sostenibilidad de EPM.

Por eso planteamos algunas inquietudes que hemos recibido de un importante número de trabajadores y exfuncionarios de EPM frente a este tema, entre ellos, la necesidad de acudir a la banca internacional para nuevos empréstitos, con los riesgos que plantea la volatilidad del dólar; la capacidad de endeudamiento de EPM; y la recuperación de la confianza de pago en la región, entre otros, temas ellos que requieren de cuidado para no afectar la sostenibilidad de EPM.

Desde SINPRO, finalmente, confiamos en la capacidad y en el rigor de los trabajadores de EPM para asumir este nuevo reto, que ya es una realidad.

JUNTA DIRECTIVA SINPRO