El talento humano es y debe ser la base de la competitividad de UNE

Silencio administrativo positivo que nos da la razón. Así asumimos la falta de respuesta por parte de la administración de UNE a los interrogantes que en nombre de cientos de afiliados hicimos en comunicado del 2 de febrero referente a los despidos de un alto número de trabajadores en Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Cali y Medellín; a quienes, a propósito, venimos prestando asesoría en aspectos puntuales que han requerido, asumiendo con hechos nuestra Responsabilidad Social Sindical.

En SINPRO creemos firmemente en el talento humano como factor principal de competitividad, innovación, tecnología de última generación, servicio al cliente, entre otros. Todos estos elementos requieren del talento humano para su buena marcha. Por eso, basados en la información recabada, reiteramos que la gran mayoría de quienes salieron de la empresa, sin justa causa, venían haciendo un importante aporte desde hace mucho tiempo, para que UNE logre cumplir la MEGA de ser “La empresa integrada de comunicaciones más competitiva de Colombia…”.

Algunos datos nos permiten dar una idea de quiénes fueron los despedidos:

  • El tiempo promedio de servicio a la empresa es de 8,5 años.
  • El que menos tiempo le aportó a la empresa fue 4 años, mientras el más “veterano” de los despedidos prestó sus servicios durante 17,5 años.
  • La edad promedio de estos trabajadores es de 41,7 años. 32 años el menor, 53 años el mayor.
  • De ellos, el 65% hombres y el 35% mujeres, en su mayoría son cabezas de familia.
  • Al momento de su salida estaban clasificados como Profesionales A, B C y Ejecutivos de Cuenta 1, 2, 3.
  • Algunos recientemente habían subido de categoría por su buen desempeño o por ganarse una convocatoria.

Somos claros, porque no podemos ser ajenos a las normas laborales, que si bien es cierto que este tipo de decisiones son de discrecionalidad del empleador, también lo es que el proceso no debe lesionar la transparencia y la coherencia institucional, ya sustentadas en boletín anterior. Las empresas del Grupo Empresarial EPM deben hacer honor a su compromiso unilateral con “El Pacto Global” en el sentido de la Responsabilidad Social Empresarial volcándolo a un nuevo concepto, la Responsabilidad Social Humana, entendiendo a sus trabajadores como su capital más importante.

Si el tema es de costos, no entendemos la convocatoria para llenar las “vacantes” e invitamos a la nueva Administración y a la Junta Directiva de UNE EPM Telecomunicaciones S.A. a diferenciar claramente en el concepto de lo que es “el costo competitivo” y el “bajo costo”, pues en el costo competitivo deben tenerse en cuenta dos factores fundamentales, el sentido de pertenencia y la motivación del personal, claves para alcanzar la MEGA.

Si UNE se visiona como la empresa integrada de comunicaciones más competitiva de Colombia y como la que mejor servicio presta, no es lógico que se carezca de un trato digno para su personal y a la vez se exija un buen trato para los clientes; no podemos ser “Luz de la calle y oscuridad de la casa”.