Conmemoración Día Internacional de la anticorrupción

Hay que seguir preguntando: ¿Qué piensa el gobierno de Medellín del patrimonio público de la ciudad? ¿Cuál es el futuro del Grupo EPM?

La prevención y denuncia individual o colectiva de posibles actos de corrupción deben ser posturas indeclinables de todos los ciudadanos. Hoy, cuando se conmemora el Día Internacional de la anticorrupción, destacamos la importancia de hacer parte de iniciativas, mecanismos y colectivos ciudadanos, que permiten trabajar en esa vía. En ese sentido nos hemos unido a Pacto Global de las Naciones Unidas y a sus 10 Principios, especialmente en los que se refieren a lo laboral, al medio ambiente y a la prevención de la corrupción. En cumplimiento de esos principios y desde antes de adherir a Pacto Global, hacemos parte activa, como uno de sus 15 integrantes, de la Veeduría Ciudadana al Plan de Desarrollo de Medellín.

La Veeduría es un mecanismo de control social. Desde 1996 busca contribuir al mejoramiento de la gestión pública a partir de una mayor participación ciudadana en el control y seguimiento al Plan de Desarrollo de Medellín, haciendo públicos los resultados y la realización de recomendaciones sobre posibles ajustes requeridos, aportando elementos de análisis para los ciudadanos y para la Administración Municipal sobre los resultados de las políticas públicas, de los impactos y de la transparencia en la aplicación de los recursos.

El control social, por su parte, es una práctica real de profundización de la democracia, que trasciende lo electoral y permite ampliar la mirada sobre la gestión de lo público, generando mayor control y prevención sobre excesos y extralimitaciones que puedan tener quienes lo administran. Los planes de desarrollo municipales son el principal instrumento de navegación de las administraciones, ya que condensa el programa de gobierno y los compromisos que adquieren los candidatos elegidos, y por tanto, permite medir el cumplimiento de las propuestas programáticas y de los planes de inversión aprobados para cada período.

En el último pronunciamiento de la Veeduría, del pasado 26 de noviembre, “Tercer Pronunciamiento Público: Balance del Plan de Desarrollo de Medellín 2012-2015, Enero de 2012 a diciembre de 2013”, hay algunos temas de gran importancia que concitan la atención de SINPRO: la utilización de los recursos provenientes de la fusión UNE-Millicom, la pérdida de patrimonio público evidenciado con la fusión, la propuesta de Acuerdo (engavetada por ahora) para enajenar la participación de EPM en Isagén, la sostenibilidad financiera del Municipio y de las propias EPM, y la reducción de viviendas con acceso a servicios públicos. Ver Informe Completo Veeduría.

A estos temas, que prenden de nuevo las alarmas y nos obligan a reenfocar gran parte de nuestro trabajo presente y futuro, sumamos otros que no hacen parte del pronunciamiento, pero que requieren de nuestra concentración y energía como defensores de los derechos de los trabajadores y del patrimonio público, algunos de los cuales ya venimos haciendo seguimiento: el cómo va la implementación del programa Grupo EPM sin Fronteras; el cumplimiento o no del Acuerdo 17 de 2013 fusión UNE-Millicom; la creación de la holding del Municipio de Medellín, cuyo “mayor accionista” será EPM; la participación de EPM y la financiación del proyecto Parque del Río incluido en el Plan de Ordenamiento Territorial de Medellín (POT); el Proyecto de Ley 030 de 2014 que busca cambiar el objeto social de las empresas de servicios públicos y el impacto de la nueva reforma tributaria que hace trámite en el Congreso de la República, en los trabajadores y las empresas y el Grupo EPM.

Para todas estas acciones, SINPRO viene fortaleciendo su trabajo con diversas organizaciones, ligas de usuarios de los servicios públicos, académicos, expertos en servicios públicos y colectivos ciudadanos, entre otros, como es el caso de la Federación ÚNETE, la Escuela Nacional Sindical (ENS), las organizaciones sindicales del Grupo EPM, las instituciones que conforman la Veeduría Ciudadana al Plan de Desarrollo de Medellín.

Sobre el pronunciamiento de la Veeduría
Destacamos algunos apartes del pronunciamiento de la Veeduría:

  • Se llama la atención sobre los recursos adicionales provenientes de la fusión UNE-Millicom, que financiarán proyectos definidos en el Plan de Desarrollo y que habían recibido presupuesto. Estos recursos no contemplados inicialmente deberían implicar nuevos programas y proyectos tendientes a disminuir las brechas de iniquidad.
  • Se reitera la alerta lanzada hace dos años y se pregunta: ¿Qué piensa el actual gobierno de la defensa del patrimonio público de la ciudad? La respuesta parece darse con la fusión UNE–Millicom, como primer paso, pues está en el tintero el proyecto de Acuerdo para enajenar las acciones de EPM en Isagén, con lo que se reduce lo público y se pone en riesgo la sostenibilidad financiera del Municipio y deja al libre juego de la economía de mercado la superación de las desigualdades, antes que la apuesta por construir equidad a partir de propuestas redistribuidoras de riqueza, como lo pueden ser la reducción de tarifas y la cobertura de servicios públicos para poblaciones en situación de pobreza extrema y la trasferencia de excedentes de EPM para la inversión social.
  • Se alerta sobre la reducción de viviendas con servicios públicos, lo que hace más preocupante la problemática de acceso a estos servicios, máxime si se tiene en cuenta que el agua es un derecho; a lo que se suma la problemática de los desconectados y los suspendidos.
  • En referencia a la educación superior y pese a programas como Fondo EPM, siguen presentándose graves problemas de cobertura.

Ver Informe Completo Veeduría