El dueño del Grupo EPM... y de UNE

Simple y sencillamente coincidimos con las apreciaciones del Presidente de UNE en la mayoría de los temas planteados en comunicación del 5 de agosto, en el que tomó la vocería del Grupo EPM.

Coincidimos en que el dueño del Grupo EPM es la CIUDADANÍA de Medellín. Coincidimos en que nuestra responsabilidad con ella debe ser prioridad para todos. Coincidimos en que trabajar en el Grupo EPM es una oportunidad que muchos quisieran tener. Coincidimos en que los sindicatos modernos somos los primeros en promover que en las organizaciones trabaje gente con alto desempeño. Coincidimos en que la suma de todos estos factores se debe traducir en hacer sostenibles nuestras empresas. Nos gustan todas esas coincidencias, aunque lamentablemente algunas de ellas dan la impresión de ser un canto a la bandera.

Las voces y las argumentaciones esgrimidas en el Concejo de Medellín y en diversos espacios por parte de esas personas, de profesionales, de trabajadores, de amas de casa, de estudiantes y de miles de ciudadanos, no han sido escuchadas en el proceso de regalo de UNE. Los sindicatos, con nuestras diferencias en las formas de pensar y de actuar, coincidimos en la búsqueda de las mejores opciones para sacar adelante la empresa. Desde hace varios años se han hecho reiterados llamados a recuperar la disciplina estratégica por parte de UNE, pues con una administración seria y enfocada en los intereses de los dueños (la CIUDADANÍA), se puede hacer una empresa sostenible, económicamente rentable, financieramente viable, tecnológicamente posible y socialmente deseable. Por estos preceptos, por el aún ferviente sentido de pertenencia de esa CIUDADANÍA y por el excelente TALENTO HUMANO de la empresa, actuamos cuando puede prevenirse la enfermedad. En síntesis, Responsabilidad Social Sindical Sostenible.

Trabajar en el Grupo EPM es una oportunidad y quizás mucha gente la vea como un privilegio. Y sí, es un privilegio ganado con méritos a través de exigentes concursos y brillantes carreras. Un aporte individual acumulado en 57 años, que en conjunto ha construido lo que es hoy el Grupo. Para el Grupo EPM es también un privilegio contar con ese talento humano. Al menos, eso creemos.

Coincidimos, y en eso sí plenamente, en que para hacer sostenible a UNE y al Grupo EPM, cada trabajador, incluidos los directivos, está en la obligación de aportar su conocimiento y experiencia orientados a tal fin. No obstante y porque contrariando el artículo 39 de la Constitución Política de Colombia, las leyes, los preceptos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y los principios del Pacto Global en lo referente a la libre asociación y al trabajo decente, debemos manifestar nuestro total desacuerdo con el Presidente de UNE, puesto que jugando al juego de palabras con la sostenibilidad, no solo en el comunicado en mención sino a través de otras acciones que hemos venido documentando para entregar a los organismos competentes, crea un ambiente de incertidumbre y de miedo en los servidores de UNE, y de paso, intenta la división entre los sindicatos y sus afiliados.

Por todo lo anterior, es importante reiterar la disposición de SINPRO a buscar salidas para enderezar el rumbo de UNE, pues de tiempo atrás lo consideramos fundamental para la empresa y para la ciudadanía. En 2012, cuando la administración de UNE dio a conocer los 9 Focos Estratégicos de cara al futuro, en conjunto con los Delegados y los trabajadores que hicieron aportes, entregamos una serie de recomendaciones en cada una de las líneas de acción, que no fueron siquiera leídas. En ese entonces creíamos que teníamos coincidencias en sacar adelante la empresa… pero al parecer nos equivocamos. Igual nos sucedió cuando presentamos nuestro Pliego de Ofrecimientos.

En el caso de la fusión UNE – Millicom esperamos con tranquilidad las decisiones judiciales, que por cierto, no han sido ampliamente divulgadas a la COMUNIDAD (el dueño del Grupo EPM… y de UNE) por parte de la Alcaldía de Medellín y el Grupo, tal y como lo solicitó el Juez al admitir la demanda de nulidad interpuesta por SINPRO, mas sí lo ha hecho con el memorando de entendimiento vinculante que con la precipitud y sin los controles debidos, puede minar la viabilidad, no solo de UNE, sino de todo el Grupo EPM, tal y como lo hemos explicado ampliamente, con cifras y datos concretos.