Sin medida cautelar sigue demanda a Acuerdo de fusión

Primavera, otro producto del talento humano del Grupo EPM

La demanda de nulidad del Acuerdo 17 sobre la fusión UNE – Millicom sigue su curso ante la justicia, pese a que el Juez 28 Administrativo Oral de Medellín negó la medida cautelar de su suspensión provisional. Aunque esperábamos otra decisión teniendo en cuenta los antecedentes, las pruebas presentadas y el respeto por parte de SINPRO para no interferir en el sano análisis del Juez, acatamos dicho fallo, no interponemos recursos de apelación, por cuanto el fallo que estamos esperando es la nulidad del Acuerdo.

Este “tropiezo” nos alienta a caminar más rápido. Por ello, con el material recibido de muchos trabajadores y fortalecidos por el apoyo de Afiliados, organizaciones sociales y miles de ciudadanos, seguimos con otras acciones ante la justicia y los organismos de control nacional. Confiamos en que en suma con las acciones adelantadas por Sintraemsdes, Unigeep, MedellínNosUne y la Veeduría Ciudadana Defensa de EPM y UNE, pongamos fin a la entrega de parte de un patrimonio público acumulado en más de 60 años y podamos concentrarnos en hacer efectivas las propuestas realizadas para enderezar el rumbo de UNE, con el aporte del excelente talento humano que posee el Grupo EPM.

Tras la decisión judicial, consideramos que las administraciones de EPM y UNE, que en concurso con el Alcalde de Medellín son los responsables del futuro de las empresas, entregadas momentáneamente a su custodia, deben manejar con prudencia las negociaciones de la fusión, pues están en juego recursos públicos y la viabilidad y sostenibilidad, no sólo de UNE sino de todo el Grupo EPM. Esperamos también que no se llegue a una firma definitiva sin tener en cuenta la decisión final del juez frente a la demanda de nulidad del Acuerdo, y que Alcalde, Gerente y Presidente den las explicaciones a los interrogantes de la comunidad frente al negocio y a las cifras poco claras sobre el mismo. Interrogantes como ¿Cuánto vale UNE?, expresado en su columna de ayer en El Mundo por el economista Guillermo Maya Muñoz o como los del ex miembro de Junta Directiva de EPM, Carlos Guillermo Álvarez:

¿Hay plan de negocios para la empresa fusionada?, ¿Hay blindaje sobre los resultados de la empresa fusionada?, ¿Da garantías Millicom para responder por las acreencias?, ¿Por qué Moody´s cambió la calificación de Millicom de riesgo estable a negativo?, Si Millicom tiene un traspiés (47% de posibilidad de quiebra) ¿corresponde responder a EPM como socio mayoritario?


Ese y cientos de interrogantes que no han tenido respuesta, y eso que la empresa es de la comunidad, muestran motivan un interesante panorama de lo que podría venir y que el profesor Álvarez resume en “Formas de ordeñar la vaquita de EPM”: imponer herramientas como software facturación, cobrar el good will de la marca, cobro al Municipio por los programas sociales y precarización del empleo y el talento local.


Primavera, otro producto del talento humano del Grupo EPM
Por otros caminos más amables y con noticias muy halagadoras, generadas en el talento humano del Grupo EPM, felicitamos a todas las personas que hacen parte del proyecto Primavera, cuyo fruto inicial es el primer vehículo solar colombiano y que es una evidencia de la riqueza de nuestra energía potencial.

Nuestra riqueza está aún por desarrollar, nuestra capacidad de innovación no conoce límites. Los límites son solo esquemas culturales establecidos en nuestra mente por paradigmas importados o mentes mirando otros referentes que no dialogan con nuestra realidad y según los cuales nos hace falta conocimiento, capacidad de inversión en desarrollo tecnológico y políticas.

Por ello, desde SINPRO invitamos a confiar más en esa energía y su capacidad transformadora, a romper las propias limitaciones y a desarrollar un modelo más armónico con el planeta, más equitativo y más rentable en términos de disfrute de la vida. Celebramos además que este proyecto nació en EPM, una empresa 100% pública.