Desinformación sin frutos

La estrategia de desinformación utilizada por Sintraemsdes contra SINPRO se le convirtió en boomerang. No solo le ha fallado para impedir nuestro crecimiento; también le ha hecho perder credibilidad entre los trabajadores.  Un discurso sin evolución, que respetamos, y quizás el miedo a perder privilegios personales, que no le aportan nada a los trabajadores, los han llevado, en diferentes sedes de las empresas y en otros espacios, a recurrir a la mentira en su discurso como herramienta para tratar de frenar el crecimiento de SINPRO, que cada vez es mayor.

Un fallo en 2004 del Juzgado 12 Laboral de Medellín, ratificado por la Corte Suprema de Justicia (*), no solo corroboró la legalidad de SINPRO y de nuestras Convenciones Colectivas de Trabajo con EPM y UNE, sino que le impuso a Sintraemsdes unas costas procesales (gastos de las partes involucradas en un juicio), que por cierto no ha pagado ni a SINPRO ni a EPM, el otro demandado.

(*) Fallo Juzgado 12 Laboral de Medellín (2004) y de la Sala de Casación Laboral de la C.S.J. (2009 y 2010): “Ninguna irregularidad ni perjuicio se causó con un acto legítimo como el de negociar un pliego de peticiones (…) en una empresa pueden coexistir simultáneamente varias convenciones colectivas de trabajo (…) los sindicatos minoritarios  tienen la titularidad y legitimidad para promover y llevar hasta su culminación un conflicto colectivo económico”.

Gráficos1

Gráficosi2

Descargar: C- 567/2000C-063/ 2008 

Gráficosi2ew - copia 3

Gráficosi2ew - copia 2Gráfico8 - copiaGráfico8Gráficosi2ew - copia 4