Fortalecimiento que no da espera

Hace 14 años cuando nacimos como Sindicato de Profesionales de EPM, vivíamos situaciones administrativas y de politiquería que atentaban contra la sostenibilidad de la empresa y contra la estabilidad de los trabajadores.

Hoy, a pesar del fortalecimiento de una filosofía sindical a la que se han unido más de 3.800 afiliados, decisiones administrativas que cuentan con la complicidad de la administración de EPM, incluido el Alcalde de Medellín como Presidente de la Junta Directiva, ponen esta vez en juego la viabilidad de UNE EPM Telecomunicaciones S.A. y la de su mayor accionista EPM, así como el futuro de cientos de trabajadores que se han visto obligados, 600 de ellos, a pasar como trabajadores de Huawei, y a buscar nuevos horizontes a un número aún por determinar, tras los despidos sufridos en distintos niveles de la organización, desde el pasado viernes.

Aunque esta debería ser una fecha para celebrar, invitamos a que se convierta para los trabajadores de EPM y de UNE en una jornada para reflexionar. Es importante asumir un papel activo en la defensa conjunta del trabajo digno, de la estabilidad laboral y de la sostenibilidad de nuestras empresas. La situación de UNE, como hemos advertido hasta el cansancio, es la cuota inicial de una estrateGEA orientada a alcanzar el triunfo mayor: hacerse con la “joya de la corona”.

Para contrarrestarla, es necesario trabajar como equipo. Si no acabamos con la pasividad del “eso no es conmigo”, llegará el día en que nos daremos cuenta que sí era con todos. Invitamos a los trabajadores a fortalecernos como un todo  y denunciar los actos que atenten contra los derechos de los trabajadores o que vayan en contravía de la sostenibilidad de nuestras empresas; el hacerlo garantizará larga vida laboral y larga vida sindical.

Junta Directiva de SINPRO