Rodear a EPM en torno a Hidroituango

22 de marzo 

La defensa del patrimonio público ha sido desde la creación de SINPRO uno de los pilares fundamentales de nuestro trabajo como organización sindical, asumiendo una postura reflexiva y crítica frente a las actuaciones de las administraciones de EPM.

Por ello consideramos crucial el debate a Hidroituango que se realizará desde las 8:00 a.m. de hoy en el Concejo de Medellín, que esperamos sirva para dar un impulso a la etapa final del proyecto hidroeléctrico más importante de la historia de EPM, de Medellín, de Antioquia y de Colombia. (Ver transmisión en directo a través de Telemedellín o el Canal del Concejo de Medellín)

Todo el rigor técnico aprendido durante décadas, valorado dentro y fuera del país, se ha aplicado en todos los procesos y en las decisiones tomadas frente a Hidroituango, incluida la evaluación de las propuestas de los proponentes, donde participó un equipo de 30 profesionales con trayectorias impecables en la Empresa, lo que es prenda de garantía para la transparencia de este proceso.

Aunque desde el inicio del proyecto hemos tratado de estar al tanto de todo lo que suceda con él, en los últimos meses hemos buscado mayor información y auscultado la mayor cantidad de fuentes posibles, para entender todo lo que ha sucedido a su alrededor. De todo ese estudio sobre Hidroituango, tenemos algunas conclusiones generales.

Estamos convencidos de que los procesos de licitación y de adjudicación, en los que EPM fue acompañado de forma preventiva por la Procuraduría General de la Nación, se cumplieron todos los protocolos, bajo el rigor técnico característico de la Empresa.

Para superar los retrasos sufridos, EPM ha buscado alternativas y ha hecho todo lo que técnicamente se ha requerido para cumplir cabalmente con la entrada en operación de su primera unidad a finales de 2018, trazando entre otros, un plan de recuperación con el consorcio constructor, que permitirá subsanar esos retrasos y entregar las obras dentro del cronograma establecido.

Hay suficiente claridad en torno a que el proyecto ha tenido costos adicionales, pero no sobrecostos. Esos costos adicionales, y que no afectan hasta ahora el presupuesto de 11,4 billones de pesos, han estado asociados, entre otros, a problemas  geológicos, sociales y de seguridad, que han requerido de obras y recursos no contemplados inicialmente.

Desde SINPRO estamos convencidos de la transparencia de los procesos inherentes al Proyecto Hidroituango. No obstante, como lo diremos tácitamente en el Concejo de Medellín, si alguna autoridad competente indica algo diferente o si accedemos a información que demuestre que hubo irregularidades en alguna parte de este proceso, estén seguros, que seremos los primeros en denunciarlo públicamente.

Finalmente nos inquieta el retraso en la licencia ambiental pendiente de aprobación a ISA para la construcción de las líneas de transmisión, lo que podría incidir en la puesta en operación de la primera parte de la Central Hidroituango. Por eso hacemos un llamado a todos los trabajadores a unirse a quienes pedimos al Gobierno Nacional que otorgue oportunamente esta licencia; de lo contrario se estará comprometiendo la propia viabilidad de EPM, la empresa más rentable del Municipio de Medellín, que vía transferencias le aporta poco más del 25% al presupuesto total de la ciudad y una cifra bastante importante a otros municipios de Antioquia y a la propia Nación. Es obligación moral de todos defender la institucionalidad de Empresas Públicas de Medellín.

La invitación es a que rodeemos nuestras queridas EPM, la Empresa más importante del Municipio de Medellín y una de las más importantes para el desarrollo de Colombia.

Junta Directiva SINPRO