EEPPM REQUIERE UN SÓLIDO ESQUEMA DE GOBERNABILIDAD

EEPPM REQUIERE UN SÓLIDO ESQUEMA DE GOBERNABILIDAD Con la noticia de la aprehensión del miembro de Junta Directiva representante de las ligas de usuarios de EEPPM, se demuestra aún más que las Empresas Públicas de Medellín requieren de un esquema de gobernabilidad y transparencia mucho más sólido que el que tiene actualmente. Si bien lo sucedido con el miembro de Junta, Fredy Escobar Moncada, es un hecho fortuito, nos hace reflexionar sobre el futuro de EEPPM y de todas las empresas de servicios públicos domiciliarios propiedad del Estado. Al parecer el blindaje no sólo se debe aplicar para proteger a las empresas de los intereses particulares de grupos políticos o privados, sino también de actores que estén al margen de la ley. Aunque al principio de su mandato el alcalde Sergio Fajardo realizó una selección de miembros de la Junta Directiva consultando los estamentos económicos y sociales, se hace necesario hacer un análisis riguroso que garantice el cumplimiento de los perfiles tanto de los miembros de la Junta Directiva como en los nombramientos en la estructura organizacional de EEPPM. Lo ocurrido con EPM, nos debe cuestionar sobre la transparencia y la legitimidad, ya que este hecho se suma a la reciente creación de cargos sin ninguna responsabilidad en el primer nivel de la estructura organizacional de EEPPM por razones coyunturales (escisión de EPM Telecomunicaciones), caso del Asesor Estratégico Dr. Juan Diego Vélez Maya; constituyéndose en “abismos” en la Gobernabilidad de EEPPM. El Sindicato de Profesionales desde su creación ha sido crítico con los esquemas de Gobierno Corporativo de EEPPM y de las empresas de servicios públicos domiciliarios. Por eso, consideramos importante abrir un debate en el Congreso de la República y en el Concejo de Medellín acerca del tema de Gobernabilidad en las empresas del Estado. Existen voces que dicen que los miembros de Junta Directiva deberían ser nombrados con un sistema similar al del Banco de la República: de tiempo completo y con unas capacidades y cualidades comprobadas. Esto es lo que tenemos que debatir públicamente. El tamaño y el posicionamiento que está adquiriendo las Empresas Públicas de Medellín obligan a una dirección responsable, no sólo con la comunidad de Medellín sino también con Antioquia y Colombia ¿Se pueden imaginar lo que significaría la región y el país sin EEPPM?