CONCLUSIONES FORO DEL ACUERDO SOBRE LO FUNDAMENTAL PARA EPM

CONCLUSIONES DEL PRIMER FORO DEL ACUERDO SOBRE LO FUNDAMENTAL PARA EMPRESAS PÚBLICAS DE MEDELLÍN

Con el ánimo de informar a la opinión pública y especialmente a la comunidad medellinense, se presentan las conclusiones generadas en el Primer Foro del Acuerdo sobre lo Fundamental para Empresas Públicas de Medellín, realizado el pasado 16 de junio y en el cual participaron las fuerzas vivas de la ciudad, respondiendo a la convocatoria hecha por SINPROEEPPM, Sindicato de Profesionales de Empresas Públicas de Medellín.

Según lo debatido por los asistentes al Foro y  lo expuesto por los expertos invitados: Doctor Ramiro Valencia Cossio, Ex – Gerente de EEPPM y Ex – Ministro de Minas y Energía; Doctor Jorge Eduardo Cock Londoño, Ex – Ministro de Minas y Energía; Doctor David Suárez Tamayo, Ex – Secretario General de EEPPM; Doctor Mauricio Restrepo Gutiérrez, Ex – Gerente de EEPPM; Doctor Sergio Botero Botero, Phd en Energía y Medio Ambiente y profesor de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín; Doctor José Mario Restrepo, miembro de la Junta Directiva de EEPPM; Doctor José Luis Yate Ramírez, Presidente de SINPROEEPPM y el Doctor Oscar Fernández Taborda, Secretario de SINPROEEPPM; quedó claro que :

NO A LA PRIVATIZACIÓN

  • En ningún momento el Acuerdo sobre lo Fundamental ha propuesto privatizar a Empresas Públicas de Medellín, por el contrario, se velará siempre por que siga siendo pública y comprometida con la población medellinense, sobre todo con la menos favorecida y en la búsqueda permanente de una equidad regional para que sus beneficios trasciendan al departamento de Antioquia.
  • Si Empresas Públicas de Medellín se manejara con suficiente  transparencia, no se tendría que estar hablando del tema de lo Fundamental.  Lo que realmente se busca y se propone es que las Empresas no sólo cumplan con su razón de ser: proveer de servicios públicos a la comunidad, con óptima calidad y a costos razonables; que invierta, que sea rentable, que haga inversión social y que gire dineros para que la administración municipal también la haga, sino que además vele por su permanencia, que no se utilice como trampolín de compromisos políticos, sino que pueda existir a través del tiempo, siendo exitosa y siempre pública.

INVERSIÓN SOCIAL

$1·         No se debe hacer política con el patrimonio público, cuyo dueño es la comunidad.  Se ha demostrado a través de la historia de las EEPPM, que la exclusión de la politiquería y la politización en su administración han sido factores claves para que sea exitosa, mostrándose más por su manejo técnico y empresarial.

$1·         EEPPM ha hecho y debe seguir realizando inversiones sociales encaminadas a mantener la legitimidad de su accionar empresarial y a asegurar sus sostenibilidad a largo plazo, sin comprometer su capacidad financiera y su propio desarrollo.

$1·         No hacer política con el tema tarifario, el cual está enmarcado dentro de una legislación y regulación vigente.  Se pueden generar alternativas de ayuda a la comunidad, como  destinar  un porcentaje dado de las transferencias financieras que hace Empresas Públicas de Medellín al Municipio, para la creación y capitalización de fondos de solidaridad, buscando con ello subsidiar los consumos de los estratos bajos y así ayudar a los menos favorecidos. 

  • Se debe lograr una transparencia total  en el manejo de las transferencias que la Entidad le gira al Municipio, que estas se definan “por la puerta de adelante y no por la de atrás” y si es necesario que el Municipio perciba mayores recursos, que se modifiquen los estatutos para aumentar el porcentaje de dichas transferencias.

JUNTA DE DIRECTORES

  • En primer lugar, es importante y necesario que el Alcalde Municipal pueda volver a hacer parte (y presidir) la Junta Directiva de la Entidad y  que asuma la responsabilidad sobre las decisiones que imparta sobre la empresa.
  • Es imperativa la necesidad de que la administración de Empresas Públicas de Medellín se tome con la responsabilidad que amerita, que se conforme una Junta de Directores comprometida y autónoma de las influencias de los alcaldes de turno y que tengan gran conocimiento de la empresa con una ética a toda prueba.
  • Se debe buscar un esquema de funcionamiento que refleje el actual sistema de gobierno del Banco de la República.  Con dicho esquema, se logra un mandato específico de la Junta y a su vez se le da continuidad a las estrategias, tal como profesionalizar su manejo.
  • La Junta Directiva de EEPPM, debe adoptar un modelo de gobierno en el cual se intensifique su participación en el direccionamiento de la entidad y en el monitoreo de su desempeño y se reduzca su actuación en la toma de decisiones operativas.  Con este esquema se busca dar mayor autonomía a la gerencia controlando de cerca su desempeño.
  • La Junta de Directores debe aprobar el plan estratégico corporativo para el grupo, consultando las expectativas del dueño en términos de rentabilidad, con una política clara de transferencias financieras al Municipio.  Se deben establecer allí también los montos y programas de la inversión social a realizar en el período así como el impacto y beneficio social esperado de tales acciones.
  • Igualmente, se deben mantener y fortalecer los mecanismos de representación de parte de los usuarios en la nueva Junta y poner en marcha los lineamientos necesarios para garantizar su independencia.
  • Para llevar a buen término esta propuesta de Junta de Directores, debe modificarse adecuadamente la ley 142 de 1994 en el artículo 27 numeral 6, y los estatutos de Empresas Públicas de Medellín, tarea que queda en manos de la clase política local y nacional.

PORTAFOLIO DE INVERSIONES

  • El crecimiento debe desarrollarse de manera responsable y ordenada.  Cuando un portafolio de inversiones se diversifica demasiado, se pierde el horizonte, lo que conlleva a malas inversiones y por supuesto a pérdidas.   En EEPPM, se debe propender por especializarse en las propias áreas de negocios, llámense: energía, agua, teléfonos, telecomunicaciones, etc. No correr riesgos, como invertir en varias empresas y  tener que administrarlas, trazar sus políticas, sus orientaciones, intervenir en ellas, etc., cuando las mismas  EEPPM cuentan con una administración tan cambiante. 

PLAN CORPORATIVO

  • Los planes de la empresa no deben concebirse como planes aislados del entorno social y de las necesidades de la región y de la ciudad.  Por eso resulta de suma importancia que se articule el Plan Corporativo de la Entidad con los planes de desarrollo municipal, procurando apalancar la visión de ciudad en el largo plazo, en lo que toca con el objeto social de la empresa, sin sacrificar esa misma visión.
  • Empresas Públicas de Medellín necesita proyectarse como una Entidad con equidad Regional, que no solamente los medellinenses disfruten de sus beneficios, sino también todo el Departamento, que vuelva a ser la empresa líder en Antioquia y Colombia, modelo de desarrollo de la Región, del País y orgullo del pueblo paisa.

TALENTO HUMANO

  • Hay que implementar un Plan Corporativo donde se deje trabajar a los que saben y conocen su funcionamiento, obviamente con un acompañamiento gerencial que transmita compromiso, respeto y comunicación, pero que no genere incertidumbre, miedo, zozobra e irrespeto por los conocimientos adquiridos y puestos al servicio de una Entidad en la cual no cabe la ignorancia.  Se propone que haya transparencia en las contrataciones, que se propenda, como se venía haciendo, por contar con un talento humano comprometido e idóneo, preparado y acorde con las necesidades de las Empresas y que haya un buen clima laboral.
  • Hay que rescatar el método de promover los concursos por ascenso para el personal interno, todo esto en línea con una política de meritocracia.  Se considera vital para la organización que todas las vinculaciones se realicen mediante concurso.
  • Es indispensable en este punto reglamentar el artículo 27, numeral 5 de la ley de servicios públicos que dice:

“Las autoridades de las entidades territoriales, sin perjuicio de las competencias asignadas por la Ley, garantizarán a las empresas oficiales de servicios públicos, el ejercicio de su autonomía administrativa y la continuidad en la gestión gerencial que demuestre eficacia y eficiencia. No podrán anteponer a tal continuidad gerencial, intereses ajenos a los de la buena prestación del servicio.”

VEEDURÍA CIUDADANA

  • Cuando las comunidades sienten que tienen la obligación social de vigilar el patrimonio público debido a situaciones o hechos que como ciudadanos les competen, sin tratar de sustituir organismos legales, se deben constituir veedurías que hagan seguimiento, opinen o den sugerencias  sobre el mejor funcionamiento de las entidades en cuestión.
  • Es menester entonces apoyar las Veedurías Ciudadanas, que sean representativas de la comunidad, con responsabilidad e independencia, cuyo propósito final sea el de apoyar los esfuerzos encaminados a preservar el buen manejo empresarial por el que se ha destacado Empresas Públicas de Medellín.  

CONSENSO POLÍTICO

  • Los dirigentes políticos de la ciudad y el personal técnico de las EEPPM supieron demostrarle al País y al mundo que una empresa del sector público puede manejarse con criterios de eficiencia y honestidad.  El reto ahora es demostrar que este modelo de gestión pública seguirá teniendo vigencia en el futuro, y eso depende de su talento humano, pero también de toda la comunidad medellinense.
  • El esquema de gobierno de las EEPPM requiere un amplio consenso político entre sus sectores sociales.  En este sentido, se hace necesario hacer un llamado a los estamentos sociales de la ciudad para que contribuyan con sus aportes al mejoramiento de estas ideas y lo más importante, a su concreción en el corto plazo, para beneficio de las Empresas, la ciudad y sus habitantes.
  • Hay que lograr un consenso político entre las fuerzas vivas de la ciudad, para que entre todos: Comunidad, gremios, partidos políticos, academia, medios de comunicación, etc., se logre ubicar nuevamente a las Empresas Públicas de Medellín, como la mejor del País, pública como siempre, comprometida con la comunidad y que permanezca como modelo, creciendo desde adentro hacia fuera, sin que tenga que estar supeditada a las administraciones de turno.